Para mejor comprensión de las diferentes etapas que cumple un perfume sobre la piel, vamos a graficar
su estructura, por medio de la llamada Pirámide Olfativa.

La parte superior de la pirámide corresponde a:
> Notas de salida: son la primera sensación olfativa que nos llega a la nariz, compuesta por las notas más volátiles, de menor duración en la piel, pero que identifican al perfume.

La parte media de la pirámide corresponde a:
>
Notas de cuerpo: También llamado el corazón del perfume, es la parte más rica en valores olfativos,
que otorgan carácter a la fragancia. Aparecen al volatizarse las notas de salida, y permanecen varias horas en la piel.

La parte inferior de la pirámide corresponde a:
>
Notas de fondo: son las notas más pesadas, en su mayoría fijadores, que sostienen y armonizan
el conjunto. Su presencia en la piel se puede mantener por más de un día, dependiendo del PH de la piel del usuario.